Listado de la etiqueta: abundancia

Podríamos decir que la muerte es la única realidad innegable para todos los seres humanos, independientemente de sus credos, y a pesar de todo son muchas las personas que prefieren no pensar en ella como si al negarla en sus mentes también fueran a negarla en sus vidas. Estamos viviendo un momento óptimo para aprender a morir, así aprenderemos a vivir. Comprender la energía de la muerte y su inevitabilidad puede ayudarte a vencer tu temor. De esta manera, cuando aparezca en alguno de tus territorios, podrás abrirte a la vida que siempre trae en sus manos.

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

¿Imaginas que descubres que ya eres feliz? Tal vez solo necesites dejar de quejarte y dejar de buscar. Darte cuenta de todo lo que llena tus días y acercarte un poco más a ti.

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

Cuando comprendamos que todo lo que nos molesta de los otros es solo un reflejo de lo que no aceptamos de nosotros mismos, vamos a dejar de juzgar, vamos a comenzar el camino del retorno al Uno y vamos a iluminar desde el Amor a nuestra sombra.

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

¿Por qué se despierta tu rabia?

La rabia es una vieja conocida del ser humano. Es una emoción que a veces surge como respuesta automática ante el miedo y otras como un intento de protección ante el dolor. Sea como sea, ninguna de estas opciones nos aportan satisfacción, normalmente cuando emerge nos deja cansados y bastante desubicados…

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

Dejar de ser quienes hemos nacido para ser es lo único que debería hacernos sentir culpables.

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

Mantener el apego, sea del tipo que sea, nos empequeñece. En esta conferencia hablamos de lo que suponen «los apegos pequeños» y también del gran apego: «La inversión de vida».

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

¿Sabes qué necesitas?

Si aprendes a utilizar tus necesidades a tu favor y no a favor de tu ego, no necesitarás nada más.

Recuerda que puedes suscribirte haciendo clic en:

Nacemos con el derecho a disfrutar de la prosperidad y la abundancia, a gozar de todo lo bueno de la vida y, sin embargo, muchas personas viven sus vidas, experimentando una gran escasez y sufrimiento, ¿por qué?.

Para atraer y manifestar en tu vida la prosperidad y la abundancia y todo lo bueno que mereces, lo primero que necesitas es ser consciente de que tienes derecho a las mismas. Los regalos de la vida son infinitos, y los podrás descubrir y disfrutar en la medida en la que te sientas digno y merecedor de hacerlo. Mientras estés apegado a creencias limitantes y estés enfadado con tus circunstancias, mientras mantengas una mentalidad de víctima y una actitud de perdedor, serás el único responsable de tu escasez, y también del sufrimiento que esta te puede generar.

La vida nos ofrece una multitud de reflejos de aquello que emanamos, y está en nuestras manos, y solo en nuestras manos, transformar esa irradiación. Para ello debemos conocernos y retomar el poder que hemos cedido en entidades, personas y creencias, para usarlo con coherencia y sabiduría. Así como discernir cuáles de nuestros pasos nos están alejando de la prosperidad, de la abundancia, del éxito y de todo lo bueno de la vida, en lugar de acercarnos a ellos.

Actualmente, se habla mucho de todo lo que se puede conseguir cuando defines un objetivo en tu mente, pero, déjame que te diga que, en ese discurso suelen omitir el peso que tienen tus creencias y tu actitud vital.

Por mucho que repitas un “quiero” en tu cabeza, por mucho empeño que pongas en hacer mosaicos que representen tu sueño cumplido, y por muchos eslóganes que aprendas para intentar creértelo, no vas a lograr tus propósitos.

Para alcanzar todo lo bueno que deseas, es imprescindible que recuerdes y sientas que eres digno de todo lo mejor que la vida te puede ofrecer, y que sepas que puedes y mereces ser próspero y abundante. Manifestar todo esto depende únicamente de ti, de tu nivel de consciencia y de tu compromiso contigo mismo.

Si aún no lo has logrado, si sientes que tu esfuerzo es una pérdida de energía, si acumulas frustración o si simplemente estás desubicado, sigue leyendo. Aquí te ofrezco algunas sugerencias que te pueden ayudar a tomar la decisión de lanzarte en tu camino hacia el éxito, y de abrirte a recibir y disfrutar de la prosperidad y la abundancia plenas.

A continuación, te comparto, brevemente, siete actitudes mentales que pueblan el sistema en el que vivimos y que, convertidas en inercias vitales, te van a impedir atraer la prosperidad y la abundancia.

Ten en cuenta que, si lo que hace la mayoría de la gente funcionará, esa misma mayoría viviría una vida plena y disfrutaría de la abundancia y el éxito. Como la realidad es que, lo que es habitual no suele ser lo correcto, te invito a que leas las siguientes claves con una mente abierta, sin caer en la trampa de justificarte utilizando lo que has hecho siempre o lo que parece normal.

Si de verdad quieres abrirte a atraer prosperidad, abundancia y todo lo bueno que mereces, mientras manifiestas todo tu potencial, tendrás que estar dispuesto a tener el valor que te llevará a tomar un camino diferente, que en ningún caso será el camino que estabas andando, y desde luego, no será el camino de la mayoría.

Estas 7 claves te harán entender por qué no atraes prosperidad, abundancia y todo lo mejor a tu vida. Puede que no te veas reflejado en todas ellas, lo importante es que llegues, poco a poco, transformándolas de una en una, a positivizar cada una de las mismas.

Recuerda que es posible, y sobre todo, que eres digno y mereces disfrutar de la abundancia, la prosperidad y todo lo bueno que la vida tiene para ofrecerte.

 Mentalidad de perdedor

Aunque todas las claves que te comparto aquí tienen que ver con una inercia y una actitud mental, esta primera es, probablemente, la raíz de todas las demás.

La mentalidad del perdedor te lleva a mantenerte en una actitud pasiva, “a la espera de…” Las excusas son infinitas, puedes estar esperando un mejor momento, a saber más, a que cambien los políticos, o a… Como digo, las excusas son infinitas y totalmente personales. Lo importante es que comprendas que la prosperidad y la abundancia requieren de ti una actitud activa y comprometida; y sobre todo que recuerdes que solo dispones del instante presente. No existe más futuro que el que tú creas aquí y ahora.

 Lamentarse

Esta actitud se asemeja a un mal vicio que lleva a quien lo padece a poner su atención y su foco mental en los problemas, en aquello que no está siendo como su ego querría e incluso en aquello que juzga por incomprensión o por ignorancia.

Desde el lamento no solo no te preguntas para qué te está pasando “eso” o para qué no estás consiguiendo “esa otra cosa”, sino que te entretienes en buscar porqués que solo va a respondertu ego.Mientras alimentas las circunstancias que te desagradan y alejas de ti todo lo bueno que aumentaríasi fueras más agradecido.

Culpar

Tan habitual como tóxica es la culpa. A muchas personas, culpar a otros, les hace sentir mejores personas. Pero la realidad es que culpar solo sirve para no responsabilizarse de la propia vida y las creaciones que generamos en ella. Y cuando no te responsabilizas te vives como una víctima de las circunstancias y de los demás. Para convertirte en una persona exitosa es imprescindible que te responsabilices, abandones el rol de víctima y dejes de buscar culpables.

Juzgar o envidiar el éxito ajeno

Tanto el juicio como la envidia nacen de la ignorancia y la ignorancia solo trae sufrimiento, jamás trae ni abundancia ni ningún tipo de cosas buenas.

Lo fundamental aquí es que recuerdes que ver brillar y triunfar a otros te tiene que servir para recordar que es posible lograrlo. Y, más importante aún, que cada vez que juzgas o envidias, te estás robando la oportunidad de ese logro que estás percibiendo en otros.

Distraerse y postergar.

Esta es una estrategia de autosabotaje que alejará de ti la prosperidad y todo lo bueno que anhelas. Distraerte con cosas intrascendentales, adormecerte con lo externo y desenfocarte postergando lo trascendental, aquello que te puede hacer feliz, aquello con lo que te has comprometido, justificándote con mil excusas del ego, solo te servirá para mantenerte atrapado en el “más de lo mismo”, en la repetición de lo que no deseas. Así, no solo pierdes la vida, además pierdes el rumbo, la energía y sobre todo te pierdes a ti mismo.

 Pensar que con más dinero tu vida sería mejor

Esta es una de esas creencias tan habituales como tóxicas. No es más que una culpa encubierta en la que responsabilizas a los números de tu cuenta bancaria de tus estados de ánimo. Seguramente a ti no te gustaría estar cerca de alguien que te culpara de sus estados de ánimo, pues al dinero y a las energías de abundancia y prosperidad, les sucede lo mismo, no se sienten atraídos por las personas que las responsabilizan de su infelicidad.

Ten en cuenta que esta forma de pensar deja de manifiesto que tienes una mala relación con el dinero; la buena noticia es que eso puede cambiar.

Piensas que “el mundo” te debe algo

Una vez más, esta clave deja de manifiesto una mentalidad de perdedor y de víctima. Solo las personas pasivas y victimizadas se creen con derecho a recibir sin dar, a obtener si pagar los precios correspondientes.

La vida es infinitamente generosa, pero hay que aprender a descubrir la realidad para poder celebrar lo que la vida nos da. Sea como sea, si eres de los que piensa que el mundo y la vida te deben algo, pregúntate ¿qué ofreces tú? Porque la vida siempre nos espeja, de forma amplificada, aquello que entregamos y emanamos.

Si este artículo te ha resultado interesante puedes profundizar más viendo estos videos gratuitos:

Si estás decidido a atraer la prosperidad, la abundancia y todo lo bueno que mereces en tu vida, comienza haciéndote un regalo que te garantizo que te ayudará a conseguirlo, regálate mi curso: Las claves para aumentar tu abundancia.

Y disfrútalo en la comodidad de tu hogar, repitiéndolo tantas veces como quieras hasta que lo sientas integrado y tu vida sea tan exitosa y feliz como mereces.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Hoy quiero agradecer a todos los que caminan sin portar la bandera del “yo ya”. A los que no confunden ser con parecer y así, en lugar de alimentar a sus egos con la toxicidad de eslóganes vacíos, se atreven a descubrir su esencia y la forma en que necesitan expresarse hasta convertirse en su mejor manifestación. A aquellos que han dejado de dilapidar su poder en personas, cosas o entidades externas y han asumido su responsabilidad y con ella su consciencia del efecto de sus pensamientos, sus emociones, sus anhelos y sus actos. A todos los que han abandonado la lucha porque han elegido la paz. A los que prefieren tender una mano a su sombra antes que perder su tiempo juzgando a los demás.

Leer más

¿Y si hoy tuvieras el valor de rendirte? ¿Y si hoy, desde hoy y para siempre, comprendieras que la lucha solo genera más lucha, que la resistencia alimenta los temores y crea y engrandece a los enemigos? ¿Y si te atrevieras a recuperar la consciencia perdida, esa que te permitiría dejar de estorbar a tu alma para disfrutar completamente de tus circunstancias (paso a paso)? ¿Y si tuvieras el coraje de reconocer que ni puedes ni debes controlar nada y así dejaras de oponerte y de juzgar lo que has atraído y lo que la vida tiene a bien regalarte?

Leer más