Virginia Blanes

Hoy quiero agradecer a todos los que caminan sin portar la bandera del “yo ya”. A los que no confunden ser con parecer y así, en lugar de alimentar a sus egos con la toxicidad de eslóganes vacíos, se atreven a descubrir su esencia y la forma en que necesitan expresarse hasta convertirse en su mejor manifestación. A los que han dejado de dilapidar su poder en personas, cosas o entidades externas y han asumido su responsabilidad y con ella su consciencia del efecto de sus pensamientos, sus emociones, sus anhelos y sus actos. A todos los que han abandonado la lucha porque han elegido la paz. A los que prefieren tender una mano a su sombra antes que perder su tiempo juzgando a los demás.

Quiero agradecer a todas esas personas que morirán de forma anónima pero invierten su vida, hasta cuando nadie los ve, en llenar cada uno de sus actos de amor. A esos que son capaces de apasionarse con su labor, descubriendo cada día un motivo para seguir mientras desechan todas las excusas que les podrían llevar a abandonar. A esos que mientras te sirven un café o cogen tus llaves en el taller o te cobran tu pedido o… ponen atención en el valor que tiene para ti su servicio y te regalan una sonrisa sincera de esas que iluminan el día. A los que se rinden ante la grandeza de la sencillez mientras impiden que los deseos de su ego les arrebaten el propósito de sus almas.

Por otra parte, debes tener en cuenta que los héroes, si bien disponen de talentos o dones especiales, no están exentos de defectos o puntos débiles. En esto tampoco difieren del resto de los seres humanos. La única diferencia es que el héroe acepta tanto sus virtudes como sus defectos. Sabe que los primeros no existirían sin los segundos y, en lugar de descalificarse por lo que aún tiene que pulir, se centra en sacar el mayor partido de sus mejores cualidades, poniéndolas en acción.

Quiero agradecer a todos los que, tras cualquier caída, eligen seguir confiando y encuentran en esa apuesta el valor para renovar sus alas y emprender un nuevo vuelo. A los que prefieren creer en milagros a auto-sentenciarse en la rutina y la cobardía, que pesa y perpetúa el más de lo mismo. A esos que se sacuden los dolores pasados y recuerdan que es mejor no tomarse nada demasiado en serio. A esos que saben que todo tiene un precio y están dispuestos a pagar el que les corresponde sin racanearle a la vida. A los que han recordado que este juego en el que todos estamos no requiere de nuestro esfuerzo, sino del compromiso con nosotros mismos y de la aceptación del que sabe que no puede entenderlo todo o casi nada.

Quiero agradecer a los que se reconocen constantemente en el inicio del camino y no malgastan su energía en intentar cambiar a los demás. A esos que no se contagian de emociones baratas que solo aumentan el sufrimiento de la humanidad. A esos que dejaron de quejarse porque ven, cada día, demasiados motivos para celebrar.

Hoy quiero agradecer incluso a esos que, esclavos de su ignorancia, lanzan piedras contra la luz, porque ellos son el mejor recordatorio de con qué facilidad podemos caer.

Quiero agradecer y quiero seguir agradeciendo porque hemos poblado este mundo con demasiadas palabras feas y demasiados anhelos fatuos dejando de percibir lo realmente importante. Porque en medio de esta sociedad en la que todo va tan rápido que sobrevivimos en la urgencia sin ahondar ni en nosotros ni en nada, en medio de estos tiempos en los que hemos olvidado la cantidad de energías que se tienen que coaligar para que cada una de las cosas que recibimos nos lleguen, en medio de esta inercia tóxica que centra demasiadas miradas en lo que parece que falta en lugar de enfocarlas en la abundancia que menospreciamos, es necesario parar… y aprender a mirar, a recibir y a disfrutar.

Hoy, un día más, solo quiero agradecer.

12 comentarios
  1. Maria B Torres Dice:

    Un día ,un amigo me pregunto:-y tú cuando te sientes perdida a quien recurres?y yo le conteste: -yo recurro a mi y a VIRGINIA, ese ser que llego a mi vida por causalidad,al cual no hay día que no agradezca de su existencia que me recuerda donde estoy y desde donde me muevo….eternamente agradecida…

    Responder
  2. María José Jiménez, Peppa Dice:

    Gracias a tí y a tu compromiso. Estas reflexiones a corazón abierto llenaban de oxígeno a mi alma. Seguro que en otra forma nos seguirás dando alas para volar “más arriba y más adentro”

    Responder
  3. Yannela Dice:

    Inmensas gracias!! Al avanzar en la lectura recordé con mucha alegria, los unos y otros aplausos del retiro.
    Otra vez Virginia!!! Tuyos los aplausos y reconocimiento y las gracias por ayudarnos a mirar y disfrutar! Y por ser tan linda! Gracias!

    Responder
  4. Laura Dice:

    Gracias virginia!!!!! Me recuerdas cosas que estaba olvidando y me transmites fuerza sólo con leerte. Que suerte haberte encontrado

    Responder
  5. Brenda Dice:

    Gracias, bella reflexion, mucho amor para ti virginia, para todos en el mundo a todos, es tan cierto que apesar de nuestros defectos nos valoremos y emanemos luz de nuestras virtudes y sigamos puliendonos, agradezco por este regalo q nos brindas con tus hermosas palabras, saludos desde México.

    Responder
  6. Eduardo Dice:

    Muchísimas gracias por hacernos de espejo donde mirarnos. Gracias por iluminar un camino donde cada uno debe transitar. Y muchas gracias por mostrarnos que se puede ir más allá de lo convencional y de apoyarnos en el camino

    Responder
  7. Yolanda Montes Dice:

    Gracias Virginia por existir❤️, mi más profundo respeto y agradecimiento ,por compartir tu sabiduría ,por tu forma de comunicar única y divina,por tu valentía infinita , por tu frescura , claridad y transparencia , profesionalidad , jamás habra palabras en el universo que te puedan describir y que puedan describir la misión que estas haciendo , me parece bestial , Guia de guías , una verdadera maestra , dando herramientas en cada instante ,para recordar nuestra esencia y salvarnos de dónde estamos .., verdadera restauradora de almas , puro amor , podria llenar páginas enteras de agradecimiento , no tengo palabras .., doy las gracias por haber llegado a ti , siempre te seguiré y apoyaré en esta misión tuya tan bonita , mucha fuerza para ti , eres un ser espectacular , divina, gracias en la eternidad ❤️

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *